miércoles, 17 de octubre de 2012

"Huevos Fritos"Los Huevos Fritos son un clásico en todo el mundo. Si bien su receta no esconde muchos secretos, siempre es bueno recordar algunos consejos. Además, existe también una forma de prepararlos de la que resultan más livianos y bajos en calorías!!!


Huevos fritos tradicionales

Ingredientes:
  • Huevo
  • Aceite
  • Sal
Preparación
 
Cubrir una sartén con una capa de aceite de aproximadamente medio centímetro y llevar a fuego.
Romper el huevo en una pequeña taza o plato. No es recomendable hacerlo directamente sobre la sartén ya que pueden quedar trocitos de cáscara en la preparación.
Una vez que el aceite está a alta temperatura (tal vez incluso llegue a echar humo) introducir el huevo. Con ayuda de una espumadera bañar de aceite el huevo para que se cocine su parte superior. Cuánto tiempo demorará en estar cocido depende del punto deseado: puede obtenerse con la yema líquida o, dejándolo más tiempo, con la yema semi-sólida. De todas formas, nunca tomará más de 3 o 5 minutos. También se le formarán las puntillas (bordes de la clara dorados) si se lo deja por un tiempo prolongado y a alta temperatura. Retirar con una espumadera y salar. No salar mientras está en la sartén ya que podría provocar que el aceite caliente salte.
En general es recomendable prepararlos de a uno para que sean más prolijos y no tengan partes quemadas.
 
Huevos fritos bajos en calorías
Para mucha gente los huevos fritos representan un problema debido a su alto contenido calórico, grasas trans y colesterol. Es por eso que es bueno conocer una forma de prepararlos que será mucho más saludable ya que técnicamente no estarán fritos.
 
Ingredientes
  • Huevo
  • Aceite en aerosol (aceite común, si el de aerosol no está disponible)
  • Sal
Preparación:
 
Es importante contar con una sartén de teflón; es gracias a su superficie antiadherente que puede utilizarse mucho menos aceite que en la preparación de un huevo frito tradicional.
Rociar la sartén con aceite en aerosol o, si se trata de aceite común, colocar solamente una pequeña gota y distribuirla con ayuda de un pincel de cocina u hoja de papel. Llevar a fuego bajo o moderado.
Romper el huevo en una pequeña taza o plato, introducir a la sartén y cubrir con una tapa de olla. De esta forma, el calor no solo llegará al huevo desde abajo (en donde está la hornalla), sino también desde arriba gracias a la tapa.Le tomará alrededor de 5 o 7 minutos estar listo, o más si se desea la yema en un estado más sólido.Esta técnica de cocción evita las consecuencias negativas de una fritura y permite de todas formas disfrutar de unos sabrosos huevos fritos. Recordar mantener el fuego moderado ya que se si es muy fuerte la parte de abajo del huevo se quemará antes de que la parte de arriba esté cocida.Dado que la cocción de estos huevos es más lenta y menos aceitosa que la forma tradicional, no hay problema con cocinar más de uno al mismo tiempo.