miércoles, 12 de marzo de 2014

"El Dry Martini"es uno de esos cócteles que nunca pasan de moda, siempre es un clásico lleno de elegancia, desde la copa que lleva su nombre, grácil como ella sola, hasta la decoración, la sensual oliva en un palillo que tanto juego ha dado en el cine, y en la vida real de los afortunados. Preparar un Dry Martini no es complicado, aunque hacerlo perfecto requiere cierta práctica, elección y dominio de las proporciones. Al ser un cóctel aparentemente tan sencillo, la precisión es la clave para la perfección.


INGREDIENTES

  • Hielo en rocas c/n
  • Gin 3 onzas
  • Vermouth seco 1/2 onza
  • Aceitunas sin carozo 2

PROCEDIMIENTO

Llenar de hielo en rocas la copa Martini y la mitad del vaso mezclador. Con una cuchara larga de coctelería, agitar los hielos para que se acomoden y vaciar del vaso el agua que hayan liberado.
Agregar al vaso mezclador el gin y mezclar para enfriar.
Retirar el hielo de la copa de Martini y agregar el vetmouth seco. Agitar para perfumar la copa y tirar el excedente.
Servir el gin bien helado en la copa perfumada y terminar con dos aceitunas pinchadas en un palito de copetín. Servir inmediatamente.
Nota
4 onzas=120 cc=1/2 taza=2 medidas