domingo, 14 de octubre de 2012

"Los Secretos de unas Deliciosas y Nutritivas Ensaladas"Las ensaladas son una gran opción para refrescarnos del calor. Ya sea como un lunch a mediodía, de entrada para comer o un gusto, por la noche son rápidas de preparar y muy nutritivas. Hay una infinidad de ingredientes con los cuales podemos jugar y prepararlas. Con alguna (vinagreta casera, salsa o mayonesa) quedan Deliciosas!!!

 
 
El verde, básico de nuestro plato:

Todas estamos de acuerdo que la mayoría de las ensaladas llevan lechugas, de las cuales hay una gran variedad en el supermercado. La más común es la lechuga iceberg de un verde pálido, seguida de la italiana de hojas anchas y filo ondulado, además de la sangría de tonalidades y rojas violáceas.
Otras variedades son las endivias o cogollos de hojas muy pequeña que pueden ir rellenas de carnes y pescados con un poco de vinagre y aceite de oliva. Otra no muy común, pero que por su textura le da vista a cualquier plato, es la mantecosa de sabor
mantequilloso en una tonalidad verde oliva, como la lechuga francesa o boston; o el repollo, que aunque no es lechuga, su sabor amargo combina perfecto con ingredientes dulces.
Un toque crocante:
Dale algunos elementos energéticos a tu plato verde con almendras tostadas, nueces caramelizadas, semillas de girasol tostadas, piñones y pistachos. También la zanahoria, el apio y la col morada le aportan elementos nutricionales que adicionados de un aderezo blanco resulta delicioso.
Frutales:
Ponele unas rebanadas delgadas de manzana roja, pera, trozos de mango, y duraznos, que van bien con todo tipo de lechugas, espinacas y rúcula, porque resalta el dulzor de estas frutas. Te recomendamos asar un poco el durazno en el horno con sal marina para darle a tu plato de ensalada una textura y sabor diferente.
Verduras:
Son algo básico para no tener una ensalada aburrida y que les sea atractiva a los niños: zapallitos en láminas o en cubos, zanahorias ralladas, tomates en cuartos, bastones de remolacha cocido, pepinos con cáscara, morrones amarillos y rojos para hacerla vibrante y sobre todo, con un gran aporte de nutrientes.
Sabores Cítricos
A tu ensalada puedes agregarle gajos de naranja, mandarina o pomelo para darle un sabor ácido agradable que combinado con lechuga, un poco de espinaca, trocitos de frutilla y frambuesa resultan delicioso si se acompañan de vinagretas dulces.

Quesos:
Si pensás en comerla de noche, agregá unas rebanadas muy delgadas de queso de cabra, parmesano, feta o provolone. Van muy bien con las frutas y las semillas que, adicionadas de un toque de aceite de oliva y vinagre balsámico será un plato excelente si vas a casa de alguien a comer o cenar.
Como viste hay muchas opciones de preparar una ensalada diferente todos los días, anda a tu mercado local o autoservicio y revisá cuales son las frutas de temporada.